Histórico

La FLACMA fue fundada en el día 17 de noviembre de 1981, en Quito, Ecuador, con base en el esfuerzo y trabajo realizado por la Unión Internacional de Autoridades Locales – IULA y su Capítulo Latinoamericano, la Federación Mundial de Ciudades Unidas – FMCU, Mercociudades, la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas – UCCI, el Comité Latinoamericano de Parlamentos Municipales, y la Federación de Municipios del Istmo Centroamericano – FEMICA.

Se trata de una entidad pluralista, cuya filosofía institucional se inspira en la Declaración Mundial sobre Autonomía Local, las Declaraciones de Viena y Estambul, varios acuerdos internacionales dirigidos a promover el desarrollo local en América Latina y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La FLACMA fue restructurada en el día 28 de agosto de 2017, en el ámbito de la XI Cumbre Hemisférica de Alcaldes, en Pachuca, México, como resultado de un trabajo de renovación y reformulación que se inició en el marco de la IX Cumbre Hemisférica de Alcaldes, en 2015, y fue llevado a cabo de manera conjunta y colaborativa por las Asociaciones Nacionales, miembros de FLACMA.

 

Etapa de Renovación

En agosto de 2015, en el marco de la celebración de la Cumbre Hemisférica de Puerto Rico 2015, FLACMA adquirió un nuevo rumbo gracias a las decisiones tomadas por un conjunto de municipalistas latinoamericanos quienes decidieron impulsar una reestructuración y renovación bajo los principios de inclusión, transparencia y articulación, para consolidarla como una herramienta de apoyo a nuestros esfuerzos nacionales e internacionales en la promoción de la descentralización y el fortalecimiento municipal de América Latina y del Caribe.

FLACMA está constituyéndose rápidamente en un frente representativo y organizado, sustentado en las amplias membresías de ciudades, asociaciones nacionales y asociaciones subregionales procedentes de 23 países.

El espíritu de renovación que anima a la Federación se refleja también en una apertura al diálogo sin prejuicios ni exclusiones, en particular con las distintas redes municipalistas y con las instancias políticas o multilaterales de la región. El trabajo integrado de los miembros —quienes aportan su organización, energía, capacidades y propuestas— ha permitido alcanzar resultados significativos en poco tiempo, así como transformar, desde adentro hacia afuera, lo que es más real, efectivo y sostenible.

El lema “La FLACMA la hacemos todos juntos” refleja a los principios adoptados por la Federación en su trabajo cotidiano. Desde entonces, se desarrolla los siguientes principios:

  • Integración y trabajo conjunto entre los miembros
  • Toma de decisión conjunta
  • Transparencia
  • Acción junto a los Parlamentos nacionales
  • Fortalecimiento de la agenda de descentralización y reforma municipal
  • Implementación de la Agenda 2030 junto a los Municipios y las asociaciones
  • Comunicación cotidiana entre los miembros
  • Diálogo entre las redes de gobiernos locales de la región en busca de la articulación e integración